¿Qué está pasando? De cachorritos tristes y rabiosos.

International voices respond to the Hugo debacle

Las nominaciones a los premios Hugo de este año se han visto empañados por una desagradable controversia

Ya en otros post había hecho mención al aparente racismo y sexismo que existe en el género en los Estados Unidos: Escritoras y creadoras de juegos atacadas verbalmente, insultadas de la peor manera, acoso sexual en las convenciones y demás.

Pues un grupo (o en realidad dos, que no es lo mismo pero en este caso es igual), autodenominado Rabid Puppies (El otro es Sad Puppies), disfrazados de quienes quieren dar espacio a algunos autores injustamente sobre-estimados, vienen reclamando que la ciencia ficción no es lo de “antes”, que están hartos de ser engañados al ver una nave espacial en la tapa de un libro y esperar leer una fantástica aventura espacial en donde los “humanos” vencen a todos los alienígenas (y sin despeinarse, dicho sea de paso), para encontrarse con que el libro en cuestión trata más bien de explorar el espacio y los conflictos de encontrarse con otras razas. ¿Quieres leer una típica historia de dragones? Lo más probable es que ahora te encuentres con que los dragones son los buenos y los humanos los opresores. Y así sigue su lista de quejas que se resumen en que la ciencia ficción se está volviendo muy literaria (¿). Es por eso que desde hace tres años, incitan a los fans de la verdadera ciencia ficción y fantasía (¿) a votar en bloque para nominar al Hugo a gente que escriben lo que a ellos les gusta.

Debo confesar que en primer lugar, si bien es verdad que siempre existió una ciencia ficción de mera diversión, pues desde siempre también la ciencia ficción ha sido utilizada como un poderoso instrumento político de expresión. Como dijo una vez Ian Mc Donald, Si uno cree que la ciencia ficción habla del futuro, se equivoca completamente, la ciencia ficción habla de nuestro presente metaforizándolo así pues nos permite justamente jugar con otros seres, diferentes a nosotros y hablar de conflictos raciales, con la inteligencia artificial y nos confronta al problema de definir el significado de humanidad.

Las quejas de los cachorritos me hace pensar en ellos como en un pequeño chihuahua, que al no tener talla, pues entonces se escuda ante su aparente agresividad. Bueno, pero ellos tienen derecho a opinar también, ¿no? El problema viene cuando su campaña da resultado y casi la mayoría de los nominados al Hugo este año (y esto considerando todas las categorías) son copia fiel de “sus” nominados. Eso nos hace suponer que si ellos quieren una ciencia ficción donde los machos siempre ganan, el “otro” siempre es el malo, las mujeres son indefensas criaturas y todos los estereotipos machistas, racistas y sexistas que se les ocurran. Hay que agregar que hicieron lobby con los de Gamergate (los mismos que se permiten amenazar de la peor manera a las mujeres desarrolladoras de juegos de computadora, cosa que no debe extrañarnos: dos Gamergate son también Rabid Puppies) y así sus listas lograron conformar el 61% de los nominados al Hugo este año, es decir manipularon el voto. Los chihuahuas no eran tan graciosos como pensábamos: han logrado literalmente un Puppigate.

Entonces se dice que el Hugo de este año es más político que nunca (y de la más racista, clasista, machista y homofóbica derecha), que estar en la lista ha empañado el placer de ser nominado para algunos, que este acontecimiento ha roto para siempre al Hugo. Dicen los cachorritos que se comunicaron con los nominados avisándoles de que eran parte de su lista y aseguran que todos aceptaron gustosos. Pues al parecer esto no es cierto, ya que muchos están reclamando nunca haber sido contactados y hasta hay los que consideran esta nominación un perfecto fiasco y están retirándose de los premios.

He aquí una lista de los que afirman no haber sido contactados por el Puppigate: Andromeda Spaceways, fanzine australiano, dice que si lo hubieran contactado, se habrían negado a formar parte de la lista y están más que molestos con ser relacionados con los Sad Puppies. Brent Bowen, productor ejecutivo del Fancast Adventures in SF Publishing también niega que se hayan contactado con ellos y están pensando si aceptan o no la nominación.

Y aquí de los que han declinado: La escritora Annie Bellet nominada por su cuento “Goodnight, Stars,” ha declinado su nominación (a pesar de haber apoyado al principio a los cachorritos) porque alega sentirse utilizada por algo que resultó no ser lo que se dijo al principio y no quiere entrar en el juego de los Sad Puppies. Igual se ha retirado el escritor Matthew David Surridge en un post larguísimo pero que vale la pena leer. http://www.blackgate.com/2015/04/04/a-detailed-explanation/ (estaba nominado para mejor escritor del fandom). Por su parte el escritor Marko Kloos, nominado por su novela Lines of Departure, retiró su candidatura al sentir que su nominación no se debía realmente a la calidad de su obra (o en todo caso que le queda la duda y eso le empaña la nominación), aunque luego en Facebook puso un comentario más agresivo i afirmo que su declinación se debía a que no quería ser relacionado con Rabid Puppies. Finalmente Los del Fanzine Black Gate, quienes tampoco fueron informados previamente de que estarían en esta lista, se han retirado luego de que el director hablara con muchos de los bloggers del sitio.
Y ya ni contemos a George R.R Martin entre los que sienten que esta nominación se ve empañada por la famosa lista, hasta el punto de declarar que esto ha roto al Hugo.

Muchos inclusive hacen campaña para votar “desierto” en varias de las categorías. ¿Será este el primer año en que los Hugo no tendrán ganadores? ¿Tendremos que contentarnos con los Mulligans?

Como fresa al pastel, la escritora Connie Willis ha rechazado formar parte de los presentadores del Hugo de este año.

Muchas preguntas e igual cantidad de opciones, lo que resulta en un caso por demás complicado. Por lo pronto les pongo algunas opiniones.

Opinión de Steve de cómo votará.

featured helsinkiY algunas opiniones del fandom finlandés:
Vesa Sisättö (Del club de ciencia ficción de la universidad de Helsinki y parte del comité para lograr que Finlandia sea la sede de Worldcon en 2017): Los Hugos no deberían ser usados como una batalla política, pore so es que pienso que votaré No Award en algunas de las categorías, por supuesto aquillas que son completamente nominaciones de los “Puppies”.

Jukka Halme (Organizador de Finncon y parte del comité para lograr que Finlandia sea la sede de Worldcon en 2017): Pienso que este es un proceso democrático. Las personas tienen un voto y lo han usado. Se nos ha impuesto unos nominados que no hubiéramos tenido de otra manera, salvo que en este caso estamos ante un esfuerzo consistente, no para romper las reglas sino para hacer un manifiesto y lo han logrado. Los “Sad Puppies”y los “Rabid Puppies” estuvieron bien organizados, de una manera militar, acorde con el género que probablemente todos prefieran: la ciencia ficción militar. Es un triste estado de las cosas para la diversidad de la ciencia ficción pero como este es el camino, seguramente tendremos que pensar por nosotros mismos.

¿Votaré No Award por los nominados de los Puppies? No lo sé. Entiendo el sentimiento detrás de votar nulo, porque la gente quiere enviar un mensaje. Pero también creo que hay personas, organizaciones y trabajo que están en esas listas que estarían entre los nominados de todas maneras. Decir que Guardianes de la Galaxia no estuvieran nominados sin la ayuda de los puppies es tonto y no creo que nadie diga eso. Hay algunos nominados por los que puedo presumir, me sería muy difícil votar. Leeré lo más que pueda en cuanto a la ficción y votaré de acuerdo a ello. Creo que votaré como me dicte mi conciencia y si no veo nominados dignos de recibir un voto votaré Non Award. Pero he hecho eso en otras oportunidades. Ha habido ocasiones en las que he votado nulo. La lista de nominados en años pasados no siempre ha sido de mi gusto.

Quiero creer que hay mejores opciones que las que nos han presentado este año pero también quiero creer que si no hubieran intervenido los Puppies, la lista de nominados habría incluido historias que yo consideraría menos interesantes.

Eemeli Aro (Presidente del Comité para lograr que Finlandia sea la sede de Worldcon en 2017) : Como yo básicamente lo veo, los Sad Puppies y los Rabid puppies en particular se las han agenciado para encontrar un punto débil en el actual sistema y lo han usado, o más bien abusado de una manera en que jamás otro grupo lo ha hecho casual o intencionalmente. Esto ha resaltado el punto débil de un sistema que creo debe ser corregido.

La dirección que más me atrae es encontrar participantes para discutir lo que se debe hacer con todo lo concerniente al Hugo y la estructura de la nominación. Mi posición propias es que se debe encontrar una manera de arreglar este problema, porque creo que es mejor arreglarlo que esperar a que se arregle solo, cambiar el sistema de nominación para que en vez de que cada nominador tenga el poder de nominar hasta cinco personas por categoría, que cada uno tenga que clasificar hasta cinco u otro número de candidatos por categoría es decir hacer el mismo sistema usado para votar por los premios, también para las nominaciones. Esto daría a cada nominador un voto por categoría que sería transferible, así pues si su primera opción no va al Hugo por falta de votos, su voto va para la segunda opción. Esto limitaría el poder de cualquier lista grupal al permitir controlar la votación completa al permitir solo un voto por categoría.
En cuanto a cómo voy a votar, prefiero no comentar al respecto.

Finalmente algunos artículos al respect en español.
La intolerancia reina en la última edición de los premios  Hugo por Loren Sparrow. Muy buen artículo y bastante completo.
Fachas del espacio por Félix García. Este artículo tiene algunas “perlas” salidas del cerebro (¿) de los Puppies.
La intolerancia en el género por Alexander P. de García.
De premios Hugo y cachorritos de extrema derecha por Manu Viciano.
La manipulación de los Hugo
Premios Hugo 2015: una polémica más allá de lo literario por Alfredo Álamo
Los premios irrelevantes de un género obsoleto por Julián Diez.

Debo confesar que me asombra la ausencia de artículos escritos por latinoamericanos (Según tengo entendido los artículos señalados arriba son todos españoles). ¿Será que no se han enterado o no les interesa el asunto?

Related articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.