C.J. CHERRY, o la aventura permanente

0
204

CherryhCherryh comenzó a escribir historias a los diez años, frustrada porque dejaron de pasar en TV su serie favorita, Flash Gordon. Es una de las escritoras de ciencia ficción más prolíficas de la actualidad. Desde que en 1976 publicara sus dos primeras novelas, ha escrito más de sesenta obras. En 1977 recibió el Premio John W. Campbell al mejor autor novel, le siguieron tres Premios Hugo, un Premio Locus y un Premio Skylark por toda su contribución a la ciencia ficción. Sus libros y sagas generalmente se centran en el extraterrestre como protagonista, y lo diferente de su modo de pensar respecto a los humanos (como en su saga de Chanur), o en sutiles conceptos de especulación científica como la psicogénesis (Cyteen). También ha escrito fantasía (Paladín) o fantasía mezclada con CF (la saga de Morgana).

El Asteroide 77185 Cherryh, descubierto el 20 de marzo 2001, fue nombrado en su honor.

 

Caroline Janice Cherry(h) nació el 1 de septiembre de 1942 en St. Louis, Misuri (EE. UU.).

Estudió en la Universidad de Oklahoma donde, además de su formación en antropología, historia clásica, arqueología y lingüística, se dedicó a aprender por su cuenta ciencias como la física, la genética y otras. En 1964, recibió una Licenciatura en Artes, Licenciatura en América del Universidad de Oklahoma, con especializaciones académicas en  arqueología,  mitología e historia de la ingeniería. En 1965, recibió una Maestría en Artes, grado en Clásicos, de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, Maryland. También se especializó en esgrima y tiro con arco.

Después de la graduación, Cherryh enseñó latín, griego antiguo, los clásicos y la historia antigua en la John Marshall High School, una secundaria pública de la ciudad de Oklahoma. Su pasión era la historia, la religión y la cultura de la Roma y la Grecia antigua. Durante los veranos, dirigía visitas de estudiantes a las antiguas ruinas de Inglaterra, Francia, España e Italia. En su tiempo libre escribiría, utilizando la mitología de Roma y Grecia como escenarios para sus historias del futuro.

Cherryh no siguió la trayectoria profesional típica de los escritores de CF de ese momento, que primero publicaban cuentos en las revistas de ciencia ficción y fantasía, y luego progresaban a novelas. De hecho, Cherryh no se propuso escribir historias cortas hasta después de que tuvo varias novelas publicadas.

En cambio, escribió novelas en su tiempo libre de la enseñanza y presentó estos manuscritos directamente para su publicación. Al principio no le fue muy bien. Incluso se vio obligada a volver a escribir algunas de sus primeras obras cuando varios editores perdieron los manuscritos que ella les había enviado. Volver a escribir a partir de copias de carbónico era más barato que pagar las fotocopias, y, en efecto, la obligó a reescribir esos manuscritos perdidos (usar carbónico para hacer al menos una copia de un manuscrito era una práctica usual antes de la popularización de las computadoras).

cherryh - libro 2 - ivrelSu gran éxito llegó en 1975 cuando Donald A. Wollheim compró dos manuscritos que había presentado a la DAW Books: La Puerta de Ivrel y Hermanos de la Tierra. Las dos novelas fueron publicadas en 1976 y ganaron reconocimiento inmediato, valiéndole a Cherryh el Premio John W. Campbell al mejor escritor novel.

La Puerta de Ivrel (el primero de la Saga de Morgana) narra el viaje de Morgaine, Margen-Angharan, según los pobladores de otros mundos, una heroína guerrera de tintes legendarios y míticos. Su belleza y la destreza con las armas la colocan a la altura de los viriles paladines de las novelas de caballería. En este primer libro conoce a Vanye, quien se convertirá en su compañero y escudero fiel, ligado a ella por un juramento y un estricto código de honor, después de haber sido expulsado de su clan por homicida. Pero en este mundo de fantasía épica también existen las Puertas Intemporales, escombros de una civilización olvidada, restos de una tecnología que nadie comprende ni sabe cómo recrear, tecnología indistinguible de la magia.

Aunque no todos sus trabajos han sido publicados por DAW Books, durante este primer período Cherryh desarrolló una fuerte relación con la familia Wollheim y su editorial; con frecuencia viajaba a  Nueva York y se quedaba con los Wollheims en su casa familiar, en Queens. De hecho, fue Donald quien le sugirió agregar la h al final de su apellido, para que no pareciera el de un autor de novelas románticas, y usar sólo las iniciales de su nombre para disimular el hecho de que era mujer, en un momento en que casi todos los escritores de CF eran hombres.

Publicó otras seis novelas antes de que terminara la década de los ´70.

En 1979, su cuento “Cassandra”, basado en una versión moderna del mito griego, ganó el Premio Hugo al mejor cuento corto y Cherryh dejó de enseñar para dedicarse de lleno a escribir.

Sus obras se dividen en varias esferas y arcos narrativos, sobre todo en torno al universo de la Alianza-Unión: La saga de Morgana (cuatro novelas publicadas entre 1976 y 1988), la de Chanur (cinco novelas publicadas entre 1981 y 1992) y la de Foreigner (catorce novelas publicadas entre 1994 y 2013, con la quinceava pendiente de publicación), que junto con otros libros independientes suman veintisiete novelas y siete recopilaciones de cuentos.cherryh - libro 1 - chanur

Debido a su variada y prolífica producción, es difícil clasificar la escritura de Cherryh como parte de un solo subgénero de la ciencia ficción o la fantasía. Se describe generalmente como space ópera, sobre todo por obras como la saga de Chanur (Pyanfar Chanur protege al humano Tully, él es el extraño en la nave de leones antropomorfos y estructura jerárquica matriarcal en la que debe refugiarse para huir de los Kif, en una compleja trama de intereses comerciales y políticos). Pero las novelas de las Guerras de MRI también son ejemplos del subgénero de la ciencia ficción militar. La serie Merovingen Nights tiene lugar en un solo planeta y cuenta con héroes de capa y espada y bajos niveles de tecnología, lo mismo que la saga de Morgana, en un tiempo y espacio remotos respecto de la secuencia principal, y también pueden calificarse como fantasía científica. La novela Voyager in night también incluye elementos de horror. Y por libros como La Estación de los bajos fondos y Cyteen, también se la ubica dentro de ciencia ficción dura.

cherryh - libro 3En Cyteen, uno de los aspectos que más llama la atención los supuestos documentos científicos que se intercalan con los capítulos de la novela. Forman parte de la acción del mismo modo que los capítulos narrativos y la información contenida allí es la base especulativa de la historia, que gira en torno a la posibilidad de clonar no sólo aspectos físicos comunes de los seres vivos, sino también sus personalidades, sus inclinaciones de temperamento, su inteligencia creativa, su inteligencia analítica (psicogénesis), y aún más allá, la posibilidad de diseñar desde un laboratorio seres humanos completos. Los clones no son simples repeticiones de seres humanos, sino criaturas con complicados mapas genéticos que involucran sus tendencias psicológicas y sus inteligencias, y el impacto que pueden causar a mediano y a largo plazo en las comunidades mismas. Cherryh logra hacer de eso una posibilidad creíble y por lo tanto muy inquietante.

En todos los casos Cherryh crea culturas, especies y perspectivas tan exóticas como creíbles, llevando al lector a reconsiderar supuestos básicos sobre la naturaleza humana. Sus mundos son complejos y realistas, y los presenta a través de la implicación en lugar de la explicación, utilizando para narrar una tercera persona muy cercana al personaje, metida en sus impresiones y pensamientos, comparable a una narración de corriente de pensamiento, y a menudo describe las dificultades de traducir / expresar conceptos entre diferentes idiomas. Esto se ve claramente tanto en la saga de Chanur como en la de Foreigner.

En cuanto a sus temas, a menudo se centra en las instituciones (civiles, políticas, militares) y en el papel del individuo dentro de la sociedad; también, en la exploración de los roles de género. Sus personajes revelan fortalezas y debilidades, independientemente de su género, aunque sus protagonistas femeninas se presentan como especialmente capaces y determinadas, y muchos de sus personajes masculinos son retratados como dañados, maltratados, o vulnerables de algún modo.

Cherryh ha descrito el proceso que utiliza para crear sociedades exóticas para su ficción como similar a hacerse una serie de preguntas, y dejar que las respuestas a estas preguntas determinan diversos parámetros de la cultura alien. Algunas de las cuestiones que considera fundamentales:

  • El entorno físico en el que viven las especies
  • La ubicación y la naturaleza de sus viviendas, incluyendo las relaciones espaciales entre las viviendas
  • La dieta de las especies, método(s) de obtener y consumir los alimentos, y las prácticas culturales con respecto a la preparación de las comidas y el comer (si lo hay)
  • Los procesos que utilizan para compartir conocimientos
  • Costumbres e ideas con respecto a la muerte y el morir, el tratamiento a sus muertos y la vida eterna (si los hay)
  • Cuestiones metafísicas relacionadas con la autodefinición y el concepto que tiene del universo que habitan

A la edad de setenta y un años, C.J. Cherryh sigue escribiendo, le gusta viajar, patinar (sí, patinar) y regularmente hace apariciones en convenciones de ciencia ficción.Cherryh y jane

Actualmente vive cerca de Spokane, Washington, compartiendo casa con la artista y escritora de ciencia ficción y fantasía Jane Fancher (Fancher ha publicado seis novelas de ciencia ficción y fantasía, así como dos historias cortas. También realizó la adaptación de La Puerta de Ivrel a novela gráfica).

El blog de Cherryh es:

http://www.cherryh.com/WaveWithoutAShore/

“Ola sin orilla”, un nombre muy apropiado,

¿no les parece?

 

 

 

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.